El Dios de lo imposible: imposible escapar – Génesis 4:11-16

Día: Miércoles

Tema: “Imposible escapar”

Lectura: Génesis 4:11-16

Versículo clave: 11

Lectura de apoyo: Lucas 12:15-20; Hebreos 10:28-31; Apocalipsis 20:11-15; Proverbios 5:21-23; Deuteronomio 7:9-10

La vida de Caín ya no sería la misma, la maldición de su pecado lo perseguiría donde vaya, sería retenido por sus cuerdas hasta la muerte. Aun así, el castigo por su pecado no sería en esta vida, la muerte eterna lo esperaba al final de esta. Es imposible escapar del juicio de Dios por nuestro pecado.

Cuando Dios le dio la sentencia a Adán por el pecado, le dijo: “el día que de él comieres, ciertamente morirás”. A pesar de su pecado, Adán llegó a vivir ¡930 años! Entonces ¿A qué muerte se refería Dios? A la muerte espiritual, a la separación de la comunión con Dios, a vivir separados de Él. Caín no murió físicamente cuando su pecado fue puesto a la luz a pesar de que quiso ocultarlo, negarlo y engañar a Dios, pero sí tuvo que sufrir y vivir con las consecuencias y, aunque parece que “pudo seguir con su vida” la marca que él llevaba le aseguraba la condenación al final de la misma. De la misma forma que Dios le mostró su pecado a Caín, nos muestra nuestro pecado por medio de su palabra anunciándonos que el día del juicio ya está establecido y no podremos escapar de él sino nos arrepentimos y creemos en el evangelio. Tal vez podamos seguir con nuestras vidas “normalmente”, pero al final de ella veremos a Dios cara a cara y tendremos que pagar por nuestro pecado. Sólo Jesús puede librarnos de la ira venidera. ¿Has creído en Él? Hechos 17:30-31

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.