Dios que ve: al extraviado – Génesis 16:7-10

Día: Miércoles

Tema: “Al extraviado”

Lectura: Génesis 16:7-10

Versículos clave: 7

Lectura de apoyo: Lucas 15 y 19:10; Romanos 5:6-8 y 10:19-21

Cuando uno huye, trata de que nadie sepa dónde está, de escaparse lo más rápido y lejos posible, aunque uno mismo esté perdido, pero, aunque ningún hombre sepa dónde encontrarnos, Dios siempre lo sabrá. Agar huyó a causa de la aflicción de su pecado, pero Dios la oyó, la halló junto a la fuente, le dijo que se arrepintiera de su pecado y le hizo una promesa.

El hombre huye de Dios a causa de su pecado, escapa de la mano de su Señor y busca librarse de Él. Siguiendo su propio camino fue tras la maldad de su corazón y escapó del pastor de su alma. Ha vivido perdidamente y su pecado lo afligió llevándolo a alimentarse de lo más bajo de este mundo. Aun así, Dios a Su tiempo y estando nosotros en esa condición, envió a su Hijo Jesús a buscarnos, a encontrarnos y llevarnos a la fuente de la vida eterna, nos llamó a arrepentirnos de nuestros pecados y a creer en Él. Si escuchas hoy su voz llamándote a Él es porque te ha encontrado, ha pagado muriendo en la cruz por tus pecados y te dará vida eterna. No importa si lo estabas buscando, Él encuentra a los que se hunden más y más en su pecado huyendo de Él. Hoy hay gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente y vuelve al Pastor y Obispo de su alma. ¿Oyes a Jesús llamándote por su evangelio? 1ª Pedro 2:21-25

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.