El Dios de lo imposible: imposible de agradar – Génesis 4:1-7

Día: Lunes

Tema: “Imposible agradar”

Lectura: Génesis 4:1-7

Versículos clave: 7

Lectura de apoyo: Hebreos 11:4-6; Romanos 8:5-8 y 10:16-17; Gálatas 3:10-13; Santiago 1:18

Los hombres se acercan a adorar a Dios, pero uno es visto con agrado y otro no. Esto produjo enojo en Caín contra Dios como si Él fuera el culpable de su pecado, pero Dios le muestra que el bien y el mal están delante de él para decidir; escoger lo malo y desagradable fue su responsabilidad a causa de su falta de fe para creerle a Dios. Para el hombre natural es imposible agradar a Dios.

Dios es digno de toda adoración. Él es el creador y sustentador de todas las cosas y merece nuestra honra, gratitud y obediencia. Es Dios quien determina lo bueno, lo malo y cómo deben ser hechas las cosas. Él escogió revelarse al hombre por la creación (Su poder y deidad) por su palabra (Su carácter y voluntad) y por el Hijo (Su imagen, su gracia, su gloria, su justicia, etc.). Él nos enseña que no podemos agradarle a través de nuestras obras, de nuestra justicia o según nuestras ideas, porque todos los designios de nuestra carne son enemistad contra Él. Sólo podemos agradarle por la fe, por creerle “Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado” Juan 6:29. Dios usa su palabra para abrir nuestros oídos, para darnos vida y fe en Él para creer en Jesús y por medio de Él serles agradables dejando el pecado (nuestras propias ideas y obras) para creer sólo en el sacrificio aceptable de nuestro Señor Jesucristo y por medio de Él tener vida eterna. ¿Has dejado tu pecado y creído en Jesús? Marcos 1:14-15

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.