En el principio… Dios: separó – Génesis 1:6-8

Día: Martes

Tema: “Separó”

Lectura: Génesis 1:6-8

Versículo clave: 7

Lectura de apoyo: Génesis 6:17 y 7:11; Salmo 148:4-5; Filipenses 3:20; Colosenses 1:17-20

La masa de agua que cubría toda la tierra fue separada para darle lugar al cielo. De esta forma, quedó agua debajo del cielo y también sobre el cielo, de tal forma que quedó sobre el cielo una masa de agua que rodeaba toda la tierra. En el principio Dios separó.

Esa masa de agua que quedó sobre los cielos fue la que se vertió sobre la tierra en el diluvio como juicio por la maldad del hombre. El castigo descendió de sobre el cielo conocido, de más allá de lo que sus ojos podían ver. Jesús vino a dar su vida para redimir a su pueblo y limpiarlo de toda maldad, para reconciliarlo con la vida sobre el cielo y librarlos del juicio venidero en aquel día en que los cielos se rompan y Dios descienda con sus huestes celestiales para juzgar y castigar con justicia a todos los que aferrados a su maldad rechazan la obra de reconciliación que Cristo realizó en la cruz del calvario. Todos los que creen en Jesús, ya no son de este mundo, su ciudadanía está en los cielos y cuando Jesús descienda de allí se irán por siempre a morar con Él. ¿Dónde está tu ciudadanía? Hebreos 12:22-27

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.