El testimonio del poder de Dios para su pueblo. Josué 4:1-8

Dios no quería que su pueblo se olvide que la entrada al reposo sólo fue posible por su poder. Las piedras debían recordarles que fue el poder de Dios el que detuvo las aguas para que todo su pueblo entrara a la tierra prometida. Este iba a ser un testimonio para el pueblo del poder de Dios…

Josué 4 – El testimonio del poder de Dios

Dios trajo a su pueblo con su gran poder y mano extendida hasta la tierra que Él les prometió. Los guardó en el camino, les proveyó todo lo necesario, derrotó a todos los enemigos que se levantaron y ahora, como había prometido, los va a introducir a la tierra que fluye leche y miel…

Dios Salvador, Su Poder. Josué 2:8-11

Las proezas y maravillas de Dios, sus obras y su poder, le habían dado una fama temible ante todos los que las conocieron. Tan fuerte era este testimonio, que había llegado a oídos de los habitantes de Jericó de tal forma, que temblaron al oír que Dios traía a su pueblo para conquistar la ciudad..