El Dios de toda Gracia: busca adoradores – Génesis 12:6-9

Día: Miércoles

Tema: “Busca adoradores”

Lectura: Génesis 12:6-9

Versículos clave: 7-8

Lectura de apoyo: Salmos 89:15-16; Juan 4:22-24; Romanos 10:8-13 y 12:1

Una vez más Dios le habla a Abram y éste le reconoce cómo Dios levantando un altar en cada lugar al que llega para adorarle. Abram no solo se quedó con las promesas de Dios, sino que invocó su nombre para adorarle como su Dios. El Dios de toda gracia llama buscando adoradores.

Naturalmente el hombre adora sin conocer realmente a quien adorar. Algunas personas adoran a la naturaleza, otros a las criaturas, otros a personas que parecen especiales en sus vidas o por sus logros, pero la verdad es que el único que merece adoración es quien puede salvar nuestras almas por toda la eternidad y cumplir todas sus promesas en nosotros: El Dios vivo y verdadero que se nos manifestó en la persona de Jesús, este es el verdadero Dios y la vida eterna. Tal como Dios le prometió a Abram la salvación vino de los judíos, su descendencia, de donde se levantó el Cristo para hacer lo que nosotros no podíamos: cumplir con todas las demandas de la ley y satisfacer voluntariamente la justicia de Dios muriendo por su pueblo en la cruz. Invocar su nombre es adorarle como Señor y reconocer por fe que Él es el salvador prometido y el único digno de adoración. Por esto, como gratitud, aquellos que le adoran presentan sus vidas como una ofrenda continua sobre el altar de la obra de Cristo. ¿Adoras a Dios con tu vida? Apocalipsis 15:4

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.