El Dios de toda Gracia: Llama y bendice – Génesis 12:1-3

Día: Lunes

Tema: “Llama y bendice”

Lectura: Génesis 12:1-3

Versículos clave: 1

Lectura de apoyo: Hechos 7:2-3; Gálatas 3:8-13; Efesios 1:3; 1ª Pedro 3:8-9

Dios llamó a Abram a una nueva vida, una vida de fe. Para esto debía dejar tierra y parientes saliendo solo con su esposa Sarai camino a la nueva tierra que Dios preparó. No era una salida sin sentido, sino que contaba con promesas de esta vida y la vida venidera para Él, para su descendencia y para todas las familias de la tierra. El Dios de toda gracia llama y bendice.

Hoy Dios sigue llamando personas de todas partes del mundo por medio del evangelio de Jesucristo. De la descendencia de Abram, nació Jesús y en Él se halla la bendición eterna para todo aquel que cree. Tal cómo Dios le había prometido a Abram, de su descendencia saldría la bendición para todas las familias de la tierra ya que Jesús tomó la maldición del pecado de su pueblo y la llevó sobre Él en la cruz pagando con su vida el castigo eterno de Dios. Jesús fue muerto por nuestro pecado y resucitado para nuestra justificación, por eso todos los que creen en Él y responden al llamado del evangelio arrepintiéndose de sus pecados y creyendo en Jesús como el Salvador y único camino para llegar a Dios serán bendecidos en los lugares celestiales juntamente con Él por toda la eternidad. 2ª Timoteo 1:8-10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.