Josue 8 – Emanuel

Introducción:

El pueblo había sido derrotado porque Dios no estaba con ellos a causa de su pecado. Cuando el pecado fue reconocido, confesado, castigado y quitado todo lo inmundo, se restauró la relación con Dios y ahora el pueblo, animado por Dios, se disponía a enfrentar a sus enemigos y tomar su posesión. Cuando estábamos en nuestros pecados, Jesús murió por nosotros para reconciliarnos con Dios y darnos la victoria eterna sobre nuestros enemigos. Vino nuestro Emanuel, que traducido es Dios con nosotros. Romanos 5:6

Texto para memorizar esta semana:

Josue 1:8-9 : 8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. 9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.